Legislación de las Microfinanzas

  • comunicacion

Descripción general del entorno regulatorio de microcréditos para las IMF no bancarias

El enfoque regulatorio del microcrédito difiere de un país a otro debido a diversos factores relacionados con la historia, la economía y el desarrollo del sistema financiero. Reconocer que algunos elementos clave relacionados con la ley bancaria se establecen a nivel europeo y nacional es fundamental para comprender la regulación que se aplica a las IMF no bancarias en la provisión de microcréditos. 

En Europa, las principales regulaciones relativas a los bancos son la legislación bancaria europea y las leyes bancarias nacionales. La regulación de la UE14 sobre el sistema financiero establece un conjunto de reglas micro prudenciales para las instituciones financieras.

 Por otro lado, se alienta a los Estados miembros a aplicar normas con una supervisión macro prudencial para preservar su propia estabilidad financiera. Estas medidas macro prudenciales incluyen evaluaciones en relación con la gestión de riesgos que pueden afectar en última instancia la situación macroeconómica, fiscal y presupuestaria del Estado miembro pertinente. Además, cada Estado miembro es responsable de proteger a sus depositantes adoptando sus propias medidas estructurales para autorizar Instituciones de crédito para operar en el mercado financiero.

 De acuerdo con la ley bancaria de la UE, una "institución de crédito" se define como "una empresa cuyo negocio es tomar depósitos u otros fondos reembolsables del público y otorgar créditos por cuenta propia". Para el modelo bancario, el factor que determina si una institución cae dentro del alcance de la legislación bancaria de la UE es el derecho a recibir depósitos. Por lo tanto, de acuerdo con la legislación de la UE, las IMF no bancarias no tienen ninguna restricción específica para otorgar créditos si no aceptan ingresos de dinero del público.

También vale la pena señalar que la regulación bancaria de la UE no incluye una definición de microcrédito, como lo hacen para otros productos financieros como crédito hipotecario, servicios de pago, sistemas de garantía de depósitos, pagos transfronterizos y dinero electrónico. Por lo tanto, las características específicas de un producto de microcrédito se definen actualmente solo a nivel nacional.

 

Los fundamentos legales bajo los cuales las IMF no bancarias pueden operar en sus respectivos mercados. A este respecto, surgen tres escenarios principales:

  • Existencia de una legislación de microcrédito en la ley nacional:este escenario abarca una variedad de enfoques que van desde países que introdujeron una categoría distinta para proveedores de microcrédito (Bosnia y Herzegovina, Francia, Italia, Montenegro, Portugal y Kosovo) a otros donde el microcrédito es uno de los productos enumerados en el reglamento NBFI (Rumania, Montenegro).
  • No hay legislación sobre microcréditos, pero los prestamistas no bancarios pueden desembolsar préstamos: esto proporciona el fundamento legal para que las IMF no bancarias ofrezcan directamente microcréditos (Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Macedonia del Norte, España, Suecia, Países Bajos y Reino Unido).
  • No existe una legislación sobre microcréditos y la ley bancaria limita el negocio de préstamos a los bancos (monopolio bancario):la provisión de microcréditos está impedida o altamente restringida para las IMF no bancarias a menos que se asocien con bancos (Austria, Alemania, Grecia y Serbia).

 

Tipo de legislación por país:  

 

La primera legislación sobre microcrédito se introdujo en Francia en 2001, seguida de Bosnia y Herzegovina (2006) y Kosovo (2008). Italia y Portugal aprobaron una ley en 2010, aunque Italia implementó las reglas cuatro años después. La legislación más reciente se aprobó en Montenegro en 2017.

La regulación del microcrédito se aprobó con diferentes enfoques en estos países. En Francia, Italia, Kosovo, Bosnia y Herzegovina y Portugal, la legislación establece el alcance y las normas para la provisión de microcréditos e introduce una categoría distinta para las IMF no bancarias. Estos son proveedores especializados de microcréditos que pueden operar solo bajo ciertas condiciones establecidas por la ley.

 En el caso de Francia, Italia y Kosovo, la regulación del microcrédito se incorpora a la ley bancaria. En Bosnia y Herzegovina y Portugal, la regulación consiste en una sola ley o decreto que cubre la provisión de microcréditos en el país.

Por el contrario, Rumania y Montenegro hacen referencia al microcrédito en la regulación NBFI y no hay una categoría distinta para los proveedores de microcrédito. En ambos países, las IFNB pueden ofrecer una amplia gama de productos financieros, entre los cuales se menciona explícitamente el microcrédito.

Un elemento común en estos marcos regulatorios es que el supervisor de las IMF no bancarias es el Banco Nacional.

 

Países sin legislación de microcrédito pero donde los prestamistas no bancarios pueden desembolsar préstamos:

 

Esto son: Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Suecia, Países Bajos, Reino Unido, Macedonia del norte y España.

Aunque no existe una legislación explícita sobre microcréditos en estos países, los prestamistas no bancarios pueden desembolsar préstamos si no aceptan depósitos.  Este marco proporciona el fundamento legal para que las IMF no bancarias ofrezcan microcréditos directamente. Sin embargo, dado que el alcance del microcrédito no está definido en la ley, las características específicas de los productos ofrecidos y etiquetados como "microcrédito" están definidas por la política interna de

cada IMF no bancaria de conformidad con las condiciones legislativas generales para las instituciones de crédito y los préstamos de consumo / corporativos aplicables en el país. Para cada país, hay varios tipos de prestamistas no bancarios que pueden ofrecer préstamos comerciales y personales; el tamaño máximo depende de la legislación vigente.

 

Regulación en España

Legislación: Ley 16/2011, acuerdos de crédito al consumo.

Autoridad de supervisión: ninguna

Ejemplos de prestamistas no bancarios:

-Compañías privadas (compañías de responsabilidad limitada o limitadas por compañías asociadas

-Fundaciones y asociaciones

Tipo de productos que pueden ofrecer:

-Préstamos comerciales

-Préstamos personales

Restricción de un monto máximo: ninguna

Límite de tasa de interés: ninguno

 

Fuente: https://www.european-microfinance.org/sites/default/files/document/file/Microcredit_regulation_in_Europe_An_overview_2020_FINAL.pdf

Redes Sociales


Asociación Española de Microfinanzas